Somos Eléctricos Ayudas coches eléctricos El CEO de Stellantis apuesta por poner aranceles a los coches chinos

El CEO de Stellantis apuesta por poner aranceles a los coches chinos

1
Stellantis-Carlos-Tavares

Los fabricantes europeos de automoción ya ven como una amenaza seria a los coches eléctricos chinos

A lo largo de este año 2022 y especialmente en 2023, la llegada de muchas marcas chinas a Europa será una realidad.

Esta situación está provocando elevada preocupación a los fabricante europeos de automoción donde ya no solo tiene que «pelear» con los fabricantes norteamericanos, sino que ahora se sumarán nueva competencia y una competencia que apunta a pisar muy fuerte.

Alemania y Francia son los dos principales países donde se aglutinan las marcas de automoción europeas, y este último, Francia, ya trabaja el Gobierno del país para buscar fórmulas para beneficiar y proteger el producto nacional.

El CEO de Stellantis, Carlos Tavares, además de estar a favor de esta medida protectora también añadió una fórmula más, castigar a los coches chinos con fuertes aranceles haciendo que el precio de estos vehículos dejen de ser tan atractivos.

¿Por qué Europa tiene que estar preocupada por China?

China está llamada a ser en un futuro la primera potencia mundial, y es que llevan años trabajando para ello y podríamos decir que tienen todos los ingredientes para lograrlo.

Si nos centramos en el sector de la automoción, China no ha tenido una gran tradición de grandes y populares marcas de coches, y es que no ha podido competir con los coches de gasolina y diésel europeos ni norteamericanos.

Sin embargo con la llegada de una nueva tecnología, los coches eléctricos, China ha sabido adelantarse y lleva ya muchos años apostando por esta tecnología siendo ya gran conocedores de cómo hacer coches eléctricos de calidad, fiables y de precios interesantes.

Por otra parte el mito de que los productos chinos son copias baratas y malas de los productos europeos y americanos ya está mucho menos extendido y es que los productos chinos han mejorado muchísimo siendo incluso mejores que los «originales».

Otra estrategia en la que ha apostado los grandes grupos de automoción en China es en adquirir marcas de gran prestigio y recorrido en Europa y Estados Unidos, manteniendo así la seña de identidad pero siendo en el fondo producto chino.

Por mencionar algún ejemplo tenemos al grupo Geely, el cual es propietario de marcas como Volvo, Polestar o Lotus entre otras.

Además de estos grandes grupos también en los últimos años han surgido startups chinas que han trabajado en diseñar y fabricar exclusivamente coches eléctricos como puede ser el caso de NIO o Xpeng, ambas marcas ya están preparando su desembarco en Europa con un más que interesante portfolio de coches eléctricos.

El precio, el gran arma de los fabricantes chinos

Pero sin duda, lo que más está inquietando a los fabricantes europeos y norteamericanos de los coches eléctricos chinos son su excelente relación calidad/precio.

El precio de algunos coches eléctricos están poniendo en jaque al resto de propuestas de coches eléctricos europeos y americanos, unos precios que a día de hoy ningún fabricante europeo es capaz de alcanzar porque su coste ya supera ese umbral.

El miedo es obvio, los coches eléctricos chinos podrían ser la solución de que la población pase a la movilidad eléctrica ya que ofrecen lo que muchos esperan, precios contenidos con una relación calidad/precio más que adecuada y justa comparada con otras propuestas.

Sobre este punto, el CEO de Stellantis propone aplicar fuertes aranceles a los coches chinos. Esto debería de provocar un precio de venta superior, lo que provocaría que uno de los grandes atractivos de estos vehículos dejasen de existir, el bajo precio.

TE PUEDE INTERESAR
El CEO de Stellantis no sabe como hacer rentables sus coches eléctricos

Sin embargo, quizás en vez de incrementar el precio de los coches eléctricos, Stellantis y el resto de fabricantes europeos y norteamericanos deberían de trabajar en buscar fórmulas para que el coste de fabricación fuese menor y de esta forma poder ofrecer coches eléctricos con un precio menor y más económico que es lo que realmente desea y busca el grueso de la población.

1 COMENTARIO

  1. En vez de aprender, mejorar y competir libremente, lo que se hace es imponer que los coches chinos sean más caros para los usuarios europeos y no solo pagaremos más caros los coches sino que China en contrapartida pondrá aranceles a productos fabricados en Europa que dificultara las exportaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.