Somos Eléctricos Tecnología Los coches autónomos de Cruise bajo investigación

Los coches autónomos de Cruise bajo investigación

0

La NHTSA investigará en profundidad los últimos incidentes de los coches autónomos de Cruise en San Francisco

Los coches autónomos Cruise de GM están siendo uno de los primeros «robotaxis» en operar en San Francisco, aunque como toda tecnología nueva no ha estado exento de problemas e incidentes.

El pasado mes de octubre de 2022, ya os adelantamos que los coches autónomos Cruise habían estado envueltos en varios incidentes en la ciudad de San Francisco, lo que alertó a la compañía de que quizás su sistema todavía quedaba por pulir e incluso anunciaron su retirada.

La NHTSA (Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de Estados Unidos) ha tomado cartas en el asunto y ha abierto una investigación a Cruise con el objetivo de conocer lo que sucedió recientemente en esos incidentes.

Esta investigación pone de nuevo en el foco de atención a la conducción autónoma, un sistema que muchas empresas están trabajando para lograrlo pero quizás todavía está en una fase muy temprana de desarrollo y no sea una buena idea implementarlo en tráfico real.

El pasado 12 de diciembre, la NHTSA emitió un informe de investigación a Cruise en referencia a la detención de frenados bruscos que pueden provocar un accidente y a los continuos bloqueas de calles que han provocado los coches autónomos de GM.

TE PUEDE INTERESAR
¿Cuánto cuesta un viaje en un coche autónomo de GM Cruise?

El informe cita lo siguiente al respecto:

«Cuando esto ocurre, el vehículo puede dejar parados a los pasajeros del vehículo en lugares inseguros, como carriles de tránsito o intersecciones, y convertirse en un obstáculo inesperado para otros usuarios de la vía. Estas inmovilizaciones pueden aumentar el riesgo para los pasajeros que salen. Además, la inmovilización puede hacer que otros usuarios de la vía realicen maniobras abruptas o inseguras para evitar colisionar con el vehículo Cruise inmovilizado, por ejemplo, desviándose hacia los carriles de tráfico que se aproximan o hacia los carriles para bicicletas. Las inmovilizaciones de vehículos también pueden presentar un riesgo de seguridad secundario, al obstruir los caminos de los vehículos de respuesta de emergencia y, por lo tanto, retrasar sus tiempos de respuesta de emergencia.»

Por el momento no han veredicto de la investigación pero sin duda depende del resultado podría ser un paso atrás hacia la conducción autónoma, una tecnología que sabemos que llegará pero no cuando.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.