Somos Eléctricos Coches eléctricos Así afecta el frío y viento a la autonomía en los coches...

Así afecta el frío y viento a la autonomía en los coches eléctricos

1

Descubre cuanta autonomía puede perder un coche eléctrico en situaciones de extremo frío y viento

Los coches eléctricos (EVs) han revolucionado la manera en que nos desplazamos, ofreciendo una alternativa ecológica y económica a los vehículos de combustión interna. Sin embargo, como toda tecnología, tienen sus particularidades.

Una de ellas es cómo el clima, especialmente el frío y el viento, afecta a su autonomía. Este artículo busca explicar este fenómeno y ofrecer consejos para minimizar su impacto.

¿Por qué el frío afecta a los vehículos eléctricos?

La autonomía de los coches eléctricos se ve influenciada por el clima, especialmente durante los meses de invierno. Esto se debe principalmente a dos factores: las reacciones químicas y mecánicas en la batería, y la necesidad de calefacción en el habitáculo.

Reacciones químicas y mecánicas

Las baterías de los EVs dependen de reacciones químicas que se ralentizan en temperaturas frías. Este enlentecimiento actúa como una resistencia, reduciendo la potencia disponible del vehículo.

Necesidad de calefacción

A diferencia de los vehículos con motor de combustión interna, que generan calor residual aprovechable para calentar el interior, los EVs necesitan usar energía de sus baterías para producir calor, lo que reduce la capacidad de energía disponible para la conducción.

Estudios como los realizados por Recurrent en el invierno 2022-23 han proporcionado datos más precisos sobre la autonomía invernal en modelos como el Ford F-150 Lightning, Hyundai Kona EV y Chevrolet Bolt. Estos estudios incluyen datos específicos de temperatura y autonomía para modelos más recientes como el Hyundai Ioniq 5 y Kia EV6.

Consejos para minimizar la pérdida de autonomía

A continuación, presentamos algunos consejos para reducir el impacto del frío en la autonomía de tu EV:

Preacondicionamiento

Calienta tu coche mientras aún está cargando. La mayoría de los EVs permiten hacerlo a través de una app o configurando una hora de salida. Esto reduce la energía necesaria para calentar un coche frío.

Uso eficiente de la calefacción

Una vez en la carretera, prioriza el uso de calefactores de asiento y volante, y reduce la calefacción del habitáculo. Estas características usan menos energía y proporcionan calor dirigido.

Tiempos de carga más Largos

En temperaturas frías, muchos coches limitan el voltaje de carga para proteger la batería. La velocidad de carga regular se restablece una vez que la batería se calienta.

Regeneración de frenos y conducción en hielo

Reduce la frenada regenerativa en carreteras heladas y espera una limitación de esta por parte del sistema de gestión de batería si esta está fría. Una batería fría no puede cargar tan rápido como una caliente.

Almacenamiento y carga

Si es posible, aparca tu coche eléctrico enchufado con un ajuste de carga máximo del 70 u 80%. De esta manera, el coche puede usar energía de la red para mantenerse caliente, en lugar de consumir la batería. Si no se hace así, podrías encontrarte con una capacidad de batería más baja de lo esperado.

Bomba de calor

Considera la instalación de una bomba de calor si la autonomía en invierno es una preocupación importante. Esta tecnología puede ayudar a preservar la autonomía en climas fríos.

TE PUEDE INTERESAR
Tipos de baterías para coches eléctricos que existen

El viento y su efecto en la autonomía

Además del frío, el viento también puede afectar la autonomía de los coches eléctricos. Vientos fuertes, especialmente los frontales, aumentan la resistencia al avance del vehículo, requiriendo más energía para mantener la velocidad. Por otro lado, vientos favorables pueden ayudar a mejorar la eficiencia. La clave está en una conducción adaptativa, siendo consciente de estas condiciones y ajustando la velocidad y el uso de energía acorde.

Aunque el frío y el viento presentan desafíos para la autonomía de los coches eléctricos, comprender estos efectos y adaptar nuestras prácticas de conducción y mantenimiento puede ayudar a mitigar su impacto. Con la evolución continua de la tecnología de vehículos eléctricos y una mayor comprensión del comportamiento de sus baterías en diferentes condiciones climáticas, los conductores pueden disfrutar de una experiencia eficiente y cómoda durante todo el año.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.