Somos Eléctricos Coches eléctricos Comparación del mantenimiento de un coche eléctrico vs coche combustión y su...

Comparación del mantenimiento de un coche eléctrico vs coche combustión y su coste

1

Te detallamos el coste real del mantenimiento un coche eléctrico respecto a un coche gasolina o diésel

Los vehículos eléctricos (EV) son cada vez más populares gracias a su eficiencia energética, su rendimiento silencioso y su mínimo impacto ambiental. Sin embargo, muchos conductores todavía no están familiarizados con los requerimientos de mantenimiento de estos vehículos.

En este artículo te detallamos las necesidades reales de mantenimiento de un coche eléctrico, comparándolas con las de los coches de combustión interna como puede ser un coche de gasolina o diésel y proporcionando una estimación de costes de ambas opciones.

Mantenimiento de Coches Eléctricos

Los coches eléctricos necesitan menos mantenimiento que los coches de gasolina. Su diseño más simple y eficiente significa que tienen menos partes móviles y, por lo tanto, menos cosas que pueden salir mal.

Batería

La batería es el corazón de un coche eléctrico. Con el tiempo, la capacidad de la batería para mantener una carga disminuirá, aunque esto puede tomar muchos años. La mayoría de los fabricantes de vehículos eléctricos ofrecen garantías de la batería que cubren un período de 8 a 10 años o 100.000 a 160.000 kilómetros.

Para maximizar la vida útil de la batería, los conductores deben intentar mantener su carga entre el 20 y el 80%, especialmente en las baterías de iones de litio, las baterías LFP pueden cargarse al 100% sin problema. Cargar la batería completamente o dejarla muy descargada con regularidad puede disminuir su vida útil.

Motor eléctrico

El motor eléctrico tiene menos partes móviles que un motor de combustión interna. No hay necesidad de cambios de aceite, reemplazo de la correa de distribución, bujías o filtros de aire. Esto puede reducir significativamente los costos de mantenimiento.

Frenos

Los vehículos eléctricos utilizan un sistema de frenada regenerativa, que recupera la energía cinética y la convierte en energía eléctrica para cargar la batería. Esto reduce la cantidad de desgaste en los frenos, por lo que los discos de freno y las pastillas de freno duran más que en un coche convencional.

Neumáticos

Los neumáticos de los vehículos eléctricos pueden desgastarse más rápido debido al mayor peso de los coches eléctricos y al torque instantáneo que proporcionan. Sin embargo, los neumáticos deben ser rotados y reemplazados al igual que en cualquier vehículo.

Es cierto que dependiendo del tipo de conducción en un coche eléctrico las aceleraciones pueden ser más suaves que en uno de combustión, por lo que ayuda a que el desgaste del neumático sea incluso menor.

Aun así, los neumáticos es un aspecto clave en la revisión de cualquier vehículo, ya que son los únicos elementos que están en contacto con el asfalto y deben de estar siempre en las presiones adecuadas y en un buen estado.

Mantenimiento de Coches de Combustión

Los coches de combustión interna requieren un mantenimiento más regular que los coches eléctricos. Esto incluye cambios de aceite, filtros de aire, cambio de correa de distribución, bujías y otros componentes que no están presentes en un coche eléctrico. Los costos de estos servicios pueden variar, pero generalmente son más altos que los costos de mantenimiento de un coche eléctrico.

Comparación de Costes coche eléctrico vs coche gasolina o diésel

Los costes de mantenimiento de un coche eléctrico son generalmente más bajos que los de un coche de combustión interna. Según un estudio realizado por el Departamento de Energía de los Estados Unidos, los costos de mantenimiento de los vehículos eléctricos pueden ser un 40% más bajos en comparación con los vehículos de gasolina. Esto se debe en gran parte a que los coches eléctricos tienen menos partes móviles y no requieren cambios de aceite, filtros de aire, bujías y otros componentes del motor.

Por ejemplo, un cambio de aceite puede costar entre 30 y 70 euros, dependiendo del tipo de aceite y del lugar donde se realice el servicio. En un coche de combustión, estos cambios deben realizarse cada 5.000 a 10.000 kilómetros, mientras que en un coche eléctrico este gasto no existe.

El mantenimiento de los frenos en un coche de combustión también es más costoso. Un cambio de pastillas de freno puede costar entre 100 y 300 euros, dependiendo del modelo del coche y del taller. En un vehículo eléctrico, debido al sistema de frenada regenerativa, estas piezas suelen durar mucho más tiempo.

En cuanto a la batería, la mayoría de los fabricantes de coches eléctricos ofrecen garantías de entre 8 y 10 años. Sin embargo, si la batería necesita ser reemplazada fuera de garantía, este puede ser un costo considerable. El precio puede variar enormemente dependiendo del modelo y del fabricante, pero por lo general se sitúa entre 5.000 y 8.000 euros.

En el caso de los neumáticos, el costo es similar para ambos tipos de vehículos. Sin embargo, puede ser ligeramente superior para los coches eléctricos debido al mayor desgaste causado por el peso adicional del vehículo y el torque instantáneo. El costo de los neumáticos varía dependiendo del tamaño y la marca, pero puede oscilar entre 50 y 200 euros por neumático.

Es importante recordar que, aunque los costes iniciales de un coche eléctrico pueden ser más altos, los costes de mantenimiento y operación son generalmente más bajos. Los ahorros en combustible, mantenimiento y reparaciones pueden compensar rápidamente la diferencia de precio inicial.

Conclusión

En resumen, los coches eléctricos requieren menos mantenimiento que los coches de combustión interna. Aunque la batería y los neumáticos pueden requerir atención, la falta de un motor de combustión interna y la menor cantidad de partes móviles significan que hay menos cosas que pueden salir mal. Además, los costos de mantenimiento de un coche eléctrico son generalmente más bajos, lo que puede ahorrarle dinero a largo plazo.

Apasionado de la tecnología, coches eléctricos, de los avances de la humanidad y de la energía sostenible. Me encanta compartir mi punto de vista con los demás.

1 COMENTARIO

  1. No solo representa un gran ahorro de dinero y de molestias al no tener que llevar el coche al taller, sino la seguridad que da el saber que el coche eléctrico que conduces tiene muchos menos riesgos de averías o roturas que los de combustión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.