Somos Eléctricos Coches eléctricos Dudas en la elección de motores en un coche

Dudas en la elección de motores en un coche

0

¿Qué tipo de motor elegir a la hora de comprar un coche? Aquí resolvemos tus dudas

Cada vez que pasa que alguien piensa en renovar su vehículo por uno nuevo o de segunda mano (menor de 5 años, sobre todo), se da cuenta que la cosa se ha complicado en la elección en los últimos años. Y no solo por la cantidad de marcas que existen o que están llegando a nuestro mercado, ni la cantidad de modelos o segmentos… sino que antes de todo eso, se piensa en el tipo de motor que nos interesa para nuestro día a día.

Y es que ya no es solo gasolina o diésel como antaño. Ahora hay híbridos, eléctricos, de hidrógeno… y claro hay gente que se le da la vuelta el cerebro.

Por eso, te vamos a explicar de manera muy fácil, las grandes diferencias para que puedas elegir, o para que le corrijas a tu cuñado estas navidades mientras cenas, que se estaba equivocando con sus explicaciones.

Vehículos con motores térmicos

Los motores térmicos, también conocidos como motores de combustión interna, utilizan la combustión de combustibles fósiles, como gasolina o diésel, para generar energía mecánica y propulsar el vehículo. A pesar de su eficiencia comprobada a lo largo del tiempo, estos motores emiten gases contaminantes y contribuyen al cambio climático. Son los motores de toda la vida, los 1.9 TDI (diésel) del Grupo Volkswagen o los 1.2 PureTech (gasolina) del Grupo PSA, por poner un par de ejemplos…

Vehículos eléctricos

Los vehículos eléctricos (VE) se impulsan exclusivamente con motores eléctricos alimentados por baterías recargables. A diferencia de los motores térmicos, los VE no emiten gases de escape y son más eficientes en la conversión de energía eléctrica a energía cinética. A medida que la infraestructura de carga eléctrica mejora y las baterías evolucionan, los vehículos eléctricos están ganando popularidad como una alternativa sostenible y de bajo impacto ambiental. Aquí es donde la mayoría de fabricantes se están centrando, incluyendo a las marcas chinas (MG, NIO, etc.) y donde Tesla fue prácticamente pionera en este campo.

También en este campo, se incluyen los vehículos de pila de hidrógeno. Un ejemplo es el Toyota Mirai. Aunque todavía no está tan desarrollado ni está tan accesible a la mayoría de clientes, los entendidos dicen que es el futuro.

TE PUEDE INTERESAR
Principales siglas de motorización en vehículos (EV, PHEV, ICE,…)

Vehículos híbridos

En contraste, los vehículos híbridos combinan un motor térmico con uno o más motores eléctricos. Estos últimos pueden funcionar en conjunto o de manera independiente, permitiendo al vehículo adaptarse a diversas condiciones de conducción. Los híbridos ofrecen eficiencia energética al aprovechar la energía regenerativa durante la frenada y la capacidad de desplazarse en modo totalmente eléctrico a velocidades bajas. Esta combinación reduce las emisiones y mejora la economía de combustible, brindando una transición gradual hacia tecnologías más limpias.

Pero claro, hay es donde la mayoría se hacen líos. Y es que, ¿Cuántos tipos de hibridación existen?

  • Mild Hybrid o vehículos semi-híbridos (MHEV): donde un vehículo con motor térmico, tiene como “ayuda” una batería de 48V. Esta batería simplemente arranca el coche en eléctrico o “ayuda” al motor principal en aceleraciones o adelantamientos. Pero no hace que el vehículo se mueva por sí solo con el motor eléctrico. Un ejemplo claro es un Hyundai Tucson de 48V (a veces lo ponen en la aleta delantera incluso), que lo puedes disfrutar en gasolina o diésel. Y encima con etiqueta ECO de la DGT para poder acceder a determinadas zonas ZBE y/o aparcar en la zona verde/azul más barato…
  • Full Hybrid o Híbridos puros (FHEV o HEV): estos tipos de vehículos son los que tienen una batería más grande de aproximadamente 200V. Este tipo de batería sí que puede mover el vehículo por sí solo, incluyendo una serie de kilómetros o una velocidad máxima. Un ejemplo claro es la marca Toyota con el 90% de sus vehículos. El Prius es su mayor exponente por ser el primero. Todos ellos con etiqueta ECO.
  • Plug-in Hybrid o Híbrido enchufable (PHEV): vehículos que se cargan desde la red eléctrica, tienen una autonomía de entre 50-100 kms. aproximadamente. Para ello, necesitas un enchufe “schuko” o red doméstica normal (donde tienes enchufada la nevera o donde enchufas el móvil) y tardan unas horas en cargar de 0-100%. Puedes circular con todo el motor eléctrico, combinando los dos, o solo con el térmico en función de los modos de conducción de tu coche. Si lo haces de manera combinada, el propio vehículo elige la mejor función para cada momento. Un ejemplo claro, un Volvo XC60 PHEV. Tienen la etiqueta 0 para poder acceder a ZBE sin restricciones.

Cada tecnología tiene sus pros y contras. Los motores térmicos son ampliamente utilizados pero contribuyen a la contaminación, mientras que los híbridos ofrecen una transición suave hacia la electrificación. Los vehículos eléctricos, aunque limpios en términos de emisiones, enfrentan desafíos relacionados con la autonomía y la infraestructura de carga. La elección entre estas opciones depende de factores como la disponibilidad de infraestructura, el rango de conducción deseado y las preferencias ambientales del usuario. En última instancia, la combinación de estas tecnologías podría desempeñar un papel crucial en la transición hacia un parque automotor más sostenible.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.