Somos Eléctricos Coches eléctricos Así iba a ser el coche eléctrico de Dyson

Así iba a ser el coche eléctrico de Dyson

1
Foto del coche eléctrico que Dyson estaba desarrollando

James Dyson aparece en una foto junto a un prototipo de SUV eléctrico que el fabricante Dyson estaba desarrollando

Gracias a una foto facilitada por el Sunday Times a consecuencia de una entrevista a James Dyson, hemos podido ver como era el coche eléctrico que estaban desarrollando.

Dyson, el fabricante de electrodomésticos para el hogar con una apuesta clara por el rendimiento, trabajaba en un SUV de casi 5 metros de largo para rivalizar directamente con el Tesla Model X.

Hace unos meses, ya dimos la noticia en Somos Eléctricos de que Dyson había decidido desechar el proyecto de desarrollar su propio coche eléctrico, proyecto que se inició en 2017 pero que en 2019 no encontraron la viabilidad económica para seguir adelante. Incluso James Dyson, el fundado de la empresa, había apostado muy fuerte por este proyecto, creyendo que era el futuro de la movilidad y había puesto de su bolsillo hasta 500 millones de libras para dar viabilidad al desarrollo.

Además de poder fabricar y comercializar sus propios coches eléctricos, dentro del plan de Dyson estaba el desarrollar y fabricar sus propias baterías para vender a otras empresas, aunque no se trataban de unas baterías comunes, sino unas baterías de electrolito sólido, consideradas para muchos el futuro de las baterías de iones-litio, ya que son capaces de ofrecer unas prestaciones mucho mejores.

De lo que se pudo saber del coche eléctrico que Dyson estaba trabajando, cuyo nombre en clave era N526 es que su llegada al mercado estaba fijada para 2021 (el año que viene) y que iba a ser un SUV como se puede observar el foto de gran tamaño.

Aunque, según ha dicho James Dyson a la revista Sunday Times, este SUV era el primero de una gama de coches eléctricos que iba a ir lanzando paulatinamente el fabricante Dyson.

Por otra parte, en cuanto a prestaciones, ha comentado James que el objetivo era que este coche eléctrico tuviera una autonomía próxima a los 1.000 kilómetros y que gracias a sus dos motores (cada uno situado en un eje) alcanzaría una potencia de unos 373 kW (500 CV).

Finalmente y gracias a su gran tamaño, se calcula que unos 5 metros de largo, permitiría alcanzar hasta 7 plazas en su interior.

La verdad es que proyectos así dan mucha pena que finalmente no salgan adelante y más con la buena pinta que tenía la apuesta de Dyson. ¿Verdad?

Probablemente otros opinen que fabricar un coche eléctrico es muy distinto a un electrodoméstico para el hogar y que la ambición de James Dyson ha hecho finalmente tumbar el proyecto. Sin embargo creemos que Dyson se caracteriza por realizar productos TOP y que seguro que en el sector de la automoción hubieran realizado un gran “producto”.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.