Somos Eléctricos Coches eléctricos ¿Genialidad o aberración? Un propietario de un Ferrari Testarrosa quita el motor...

¿Genialidad o aberración? Un propietario de un Ferrari Testarrosa quita el motor original y pone un motor Tesla

1

Teslarossa, este es el nombre que ha recibido esta transformación pasando a ser un Ferrari Testarrosa totalmente eléctrico

El TeslaRossa no es un simple juego de palabras, representa una fusión y a su vez polémica entre el pasado y el futuro automotriz. Este proyecto, realizado por el taller británico Electric Classic Cars, convierte un icónico Ferrari Testarossa, símbolo automovilístico de los años 80 diseñado por Pininfarina, en un deportivo eléctrico utilizando un motor original de Tesla. Para los puristas del automovilismo, este acto podría considerarse casi sacrílego, pero para los entusiastas de la tecnología eléctrica, es un vistazo al futuro de la movilidad.

El Testarossa, famoso por su motor V12 colocado en posición central trasera, no solo es recordado por su rendimiento sino también por su diseño distintivo, que incluía soluciones ingeniosas para el enfriamiento del motor. Electric Classic Cars ha reemplazado este legendario corazón de combustión por un corazón eléctrico, preservando la estética externa pero transformando completamente la experiencia de conducción. Este cambio no es trivial y conlleva una serie de desafíos técnicos, desde la adaptación de suspensiones y frenos hasta el equilibrio del peso entre el motor eléctrico y la batería.

La motivación detrás de tales conversiones es doble. Por un lado, mantener un Ferrari clásico es una empresa costosa, tanto en términos de mantenimiento como de consumo de combustible. Por otro lado, existe el deseo de poseer un vehículo con la estampa de un Testarossa pero con las ventajas de la tecnología moderna, como mayor potencia y eficiencia energética. El motor Tesla no solo supera en potencia al V12 original sino que también ofrece mejor aceleración y una autonomía respetable para un vehículo eléctrico.

Electric Classic Cars se especializa en estas conversiones, manteniendo el equilibrio y distribución de peso del modelo original para preservar la dinámica de conducción. El resultado es un vehículo que, aunque más ligero que el Testarossa original, no puede replicar el sonido único de su motor de combustión, pero ofrece ventajas en términos de rendimiento y sostenibilidad.

TE PUEDE INTERESAR
Ferrari cazada probando un Tesla Model S Plaid en Maranello

El TeslaRossa, con 600 CV frente a los 390 CV del modelo de los 80, acelera de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y tiene una autonomía de 240 kilómetros. Además, incorpora tecnologías modernas como control de tracción y suspensión semiactiva, demostrando que la convergencia de la clásica estética de Ferrari con la innovación eléctrica de Tesla puede crear vehículos que son tan emocionantes como sostenibles.

El TeslaRossa y proyectos similares no solo son testimonios de la habilidad y visión de sus creadores, sino que también plantean preguntas sobre el futuro del automovilismo clásico en una era cada vez más eléctrica. ¿Es esta la forma de preservar los iconos del pasado para las generaciones futuras, o es un paso demasiado lejos en la modificación de clásicos venerados? Lo que es seguro es que el debate entre la innovación y la tradición en el mundo automotriz está lejos de terminar.

Apasionado de la tecnología, coches eléctricos, de los avances de la humanidad y de la energía sostenible. Me encanta compartir mi punto de vista con los demás.

1 COMENTARIO

  1. Para mi gusto el Testarossa ha sido el diseño mas bonito de todos los maravillosos Ferrari y respetando a los puristas de mantener el motor de combustión original, personalmente me parce una buena idea poder transformarlo en eléctrico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.