Somos Eléctricos Transporte eléctrico Fin al ambicioso proyecto de Hyperloop One de Virgin

Fin al ambicioso proyecto de Hyperloop One de Virgin

1

La forma de transportarnos y viajar a través de Hyperloop tendrá que esperar. El proyecto se paraliza de forma indefinida

Hyperloop One, la compañía de transporte futurista que una vez prometió revolucionar el viaje entre ciudades con cápsulas aerodinámicas a velocidades de jet, ha llegado a su fin. Según Bloomberg, esta empresa tan publicitada y plagada de dificultades cerrará oficialmente sus puertas el 31 de diciembre.

Elon Musk presentó su idea original en un documento “alpha” en 2013, teorizando que cápsulas llenas de pasajeros o carga podrían ser transportadas a través de tubos al estilo Jetsons a velocidades de hasta 760 mph (1.223 km/h), conectando ciudades como Los Ángeles y San Francisco o Nueva York y Washington D.C. en 30 minutos. La visión era transformadora, representando un “quinto modo de transporte”.

A pesar de que científicos e ingenieros consideraron el proyecto como altamente improbable, la idea de Musk resultó irresistible. En 2014, Hyperloop One recaudó y luego gastó cientos de millones de dólares en desarrollar su visión, que pasó por múltiples iteraciones. En 2017, el Grupo Virgin de Richard Branson aportó su apoyo financiero con una inversión de 350 millones de dólares, junto con la firma de logística de puertos con sede en Dubái, DP World, pero el dinero se agotó rápidamente.

El proyecto enfrentó varios obstáculos. Shervin Pishevar, cofundador de la empresa, renunció tras acusaciones de conducta sexual indebida. Además, tras la crítica de Branson a Arabia Saudita por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en 2018, Arabia Saudita se retiró de su plan con la compañía y Branson renunció como presidente.

En 2020, Hyperloop One realizó su primera y única prueba con pasajeros humanos, pero no cumplió con las expectativas, alcanzando solo 100 mph (160 km/h). La pandemia exacerbó la situación, con fundadores y ejecutivos abandonando la empresa rápidamente.

Posteriormente, Hyperloop One cambió su enfoque de transportar personas a concentrarse en el transporte de carga en 2022. DP World, evidentemente, tuvo un papel importante en esta decisión. La empresa eliminó el nombre de Virgin de su marca y redujo su personal de 200 a la mitad. Ahora, DP World posee los derechos de propiedad intelectual y todos los activos físicos, incluyendo una pista de pruebas fuera de Las Vegas, que se venderán.

TE PUEDE INTERESAR
China avanza con su Hyperloop completando las primeras pruebas

En cuanto al sueño utópico de Musk, su túnel de prueba se convirtió en un estacionamiento, y hasta la fecha no existen hyperloops a gran escala en el mundo. La compañía de Musk, The Boring Company, continúa excavando túneles en Las Vegas, pero no para viajes futuristas, sino para Teslas conducidos por humanos a algo más de 50 km/h hacia y desde centros de convenciones.

Hyperloop One, con su ambición y visión futurista, representa un capítulo intrigante en la historia del transporte. Su ascenso y caída reflejan tanto el atrevimiento de soñar en grande como los retos inherentes a convertir esas visiones en realidad. La historia de Hyperloop One es una lección sobre la naturaleza volátil de la innovación y la tecnología, recordándonos que incluso las ideas más audaces pueden enfrentar obstáculos imprevistos en su camino hacia la realización.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.