Somos Eléctricos Coches eléctricos Ford adquiere Quantum Signal para avanzar en el desarrollo de vehículos autónomos

Ford adquiere Quantum Signal para avanzar en el desarrollo de vehículos autónomos

0
ford-adquiere-quantum-signal

Ford compra la compañía de robótica de defensa Quantum Signal para continuar con el desarrollo de los vehículos autónomos

El fabricante Ford ha adquirido Quantum Signal, una empresa fundada en 1999 con sede en Saline (Michigan, EE.UU). La actividad de Quantum Signal, contempla la robótica, habiendo trabajado en éste ámbito para numerosos clientes, entre los que destaca el ejército de Estados Unidos, ayudándoles a desarrollar un software de control de vehículo robóticos de forma remota que contaba incluso con un sistema de simulación.

Con el objetivo de avanzar en el desarrollo de vehículos autónomos, Ford ha adquirido esta compañía, haciendo más visible su apuesta por la tecnología autónoma, que se complementa con su compromiso de electrificación. Además, hace poco hemos podido ver la pickup Ford F-150 totalmente eléctrica en acción.

De Quantum Signal, Ford pretende utilizar su experiencia en “simulación en tiempo real y desarrollo de algoritmos, así como en robótica, detección y tecnología de percepción”, que le permitirá a Ford desarrollar “vehículos de conducción autónoma y transporte como área de negocio, incluyendo el desarrollo de software y prototipos de hardware”.

ford-adquiere-quantum-signal-diseno-coche
Quantum Signal

El sistema de simulación al que nos referíamos con anterioridad de Quantum Signal, recibe el nombre de ANVEL, y es una de las razones por la que Ford ha mostrado su interés, queriendo aprovechar ANVEL para desarrollar entornos de simulación para probar sus vehículos y modelo de negocio.

En cuanto al área de desarrollo de algoritmos, el objetivo de Ford es el de utilizar la experiencia de la compañía para mejorar la capacidad de análisis del entorno que rodea a los vehículos autónomos.

La transición de la adquisición con la compañía, se pretende realizar conservando “su propia cultura empresarial“, como ya hicieron con la adquisición de SAIPS hace casi tres años, empresa la cual ha estado trabajando con Ford y el equipo Argo AI, consiguiendo lo siguiente:

Crear un innovador sistema de cognición visual para vehículos autónomos que puede detectar vehículos o peatones en su entorno – incluidos intermitentes y luces de emergencia- en condiciones climáticas y de iluminación extremas. Otro sistema central permite la cartografía de entornos urbanos en 3D de alta resolución totalmente automatizada, algo que desempeña un papel crucial a la hora de permitir que los vehículos de conducción autónoma se orienten en el mundo real.

 

Este importante trabajo ha impulsado el crecimiento de la compañía. Desde que se unió a Ford, SAIPS ha duplicado con creces su tamaño hasta alcanzar aproximadamente 30 empleados y se ha mudado a una nueva sede en Tel Aviv. Recientemente, SAIPS ha dado la bienvenida a algunos de los principales investigadores del mundo en un terreno conocido como reinforcement learning, que podría fomentar el aprendizaje y la toma de decisiones en vehículos autónomos con menos necesidad de supervisión humana.

En cuanto a Argo AI, recordemos que recientemente ha obtenido una inversión por parte de Volkswagen como resultado del acuerdo de Ford y Volkswagen que tiene como objetivo los vehículos eléctricos y la conducción autónoma.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.