Somos Eléctricos Tecnología Así funciona el nuevo sistema de limitación de velocidad automático que será...

Así funciona el nuevo sistema de limitación de velocidad automático que será obligatorio desde este año

1

El sistema ISA (Asistente Inteligente de Velocidad) será obligatorio que lo incorporen los nuevos coches a partir de este año

Todos aquellos coches que realicen su proceso de homologación a partir del 6 de julio de 2022 para circular en Europa, incorporarán el sistema ISA (Intelligent Speed Asistance), dicho en español, un sistema de asistencia inteligente de velocidad.

El objetivo de este sistema es que los conductores no sobrepasen en todo momento la velocidad máxima de la vía, cumpliendo así con los límites impuestos para cada circunstancia.

Como indicamos, este sistema será obligatorio para todos los nuevos coches que se homologuen, pero para 2024 será obligatorio para todos aquellos coches que se comercialicen en Europa, aunque anteriormente hayan sido homologados sin requerir dicho sistema.

En realidad, este sistema ISA, o Asistente Inteligente de Velocidad, es un sistema que ya muchos coches lo llevan incorporado y que ayuda a conocer en todo momento la velocidad máxima de la vía y de esta forma concienciar al conductor de si va a la velocidad óptima o no.

Por otra parte, el sistema ISA permitirá que el vehículo adapte la velocidad automáticamente al máximo de la vía, y aunque no obligará a que se pueda ir a más velocidad, si que será insistente para que no la sobrepasemos mediante avisos sonoros y visuales.

TE PUEDE INTERESAR
Así son las nuevas señales de tráfico que indican la existencia de un punto de carga para coches eléctricos

¿Cómo funciona el sistema ISA?

El sistema ISA es un sistema desarrollado por TomTom y que recibe el nombre de Virtual Horizon. El vehículo que lleva este sistema está dotado de una cámara que lee constantemente las señales de tráfico y contrasta esa información con la posición GPS del vehículo, sabiendo así en todo momento la velocidad máxima permitida la vía que se está circulando.

Una vez extraída la información máxima de velocidad por donde circulamos, el sistema lo comparará con la velocidad del coche, en el caso de que la velocidad sea superior, el sistema avisará mediante avisos sonoros y visuales para reducir la velocidad e incluso en caso de no reducir dicha velocidad el vehículo tomará acciones para que la reduzcamos, como ejercer una presión sobre el pedal del acelerador.

El pedal en cuestión empezará a vibrar y será más duro, sensaciones que no pararán hasta que decidamos reducir la velocidad.

Es importante saber que el sistema ISA, aunque será obligatorio que todos los coches nuevos lo lleven, será un sistema que se podrá desactivar mediante un botón u opción a través del menú del vehículo, por lo tanto el conductor tendrá la última decisión de usarlo o no. Eso sí, cada vez que arranquemos el vehículo el sistema se activará automáticamente.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.