Somos Eléctricos Bicicletas y monopatines eléctricos Qué patinete eléctrico comprar: consejos y recomendaciones

Qué patinete eléctrico comprar: consejos y recomendaciones

0
Foto de una chica subida en un patinete eléctrico

El patinete eléctrico se está posicionando como el mejor medio de transporte alternativo en las ciudades. Los consumidores, ante la elevada oferta existente, quieren saber cuáles son las características más importantes para elegir uno con acierto.

La movilidad en las ciudades está cambiando. Un nuevo concepto de respeto hacia el planeta y un modo de vida más sostenible se está implantando en las conciencias de los ciudadanos. Entre los vehículos más demandados se encuentra los patinetes eléctricos, pero aquellos que quieren dar el paso y cambiarse a este modo de transporte respetuoso y asequible para los bolsillos se preguntan en qué deben fijarse para hacer una buena compra.

Para comenzar a discernir, se puede visitar la página web AparatosInteligentes.com, donde se localiza esta selección de patinetes eléctricos baratos, que engloba a aquellos que guardan una mejor relación calidad precio.

¿En qué fijarse a la hora de comprar un patinete eléctrico?

Los consumidores hoy día se informan minuciosamente antes de realizar cualquier tipo de compra. Los motivos son, por un lado, que hay un presupuesto ajustado al que ceñirse, pues desde que comenzase la crisis, cada gasto se mide al milímetro. Cada gasto se afronta como una inversión, por eso se han de contemplar todas las variables antes de tomar una decisión.

Por otro lado, la información también se recaba sobre aspectos como el consumo energético, y no solo en relación al gasto, sino al tipo de energía que utiliza, decantándose siempre que es posible por las energías limpias.

Con el patinete eléctrico, el beneficio respecto al medio ambiente está asegurado, pues se reducen las emisiones de CO2.  Así mismo, se debe tener claro qué uso le van a dar para valorar las variables de la enorme variedad de modelos que hay en el mercado actual.

Con estas premisas, los aspectos en los que los usuarios deben fijarse antes de comprar un patinete eléctrico son los que van a proponer en este artículo.

Autonomía, velocidad y potencia

La autonomía, velocidad y potencia son algunos de los aspectos que más hay que valorar de estos aparatos, pues es lo que va delimitar las distancias que se van a poder recorrer y el tiempo que va llevar hacerlo. Para aquellos que quieren utilizarlo para ir al trabajo u otros tipos de desplazamientos por la ciudad son cuestiones esenciales.

Aun así, hay que evaluar bien el uso y las necesidades, pues elegir el modelo más rápido y potente aumentará el precio y no tienen sentido si no se le va a sacar el máximo partido. Por otra parte, también aumentará el consumo de energía.

Otro valor destacable para determinar estos aspectos es quién va a utilizarlo. Si el patinete eléctrico va a ser utilizado por un adulto, el uso será responsable y facilitará su llegada al trabajo o a cualquier punto de la ciudad, por ejemplo. Pero el uso meramente recreativo que le puede dar un niño o adolescente va a diferir mucho y, por lo tanto, no sería conveniente que patinete fuera muy potente ni muy rápido.

Aunque este tipo de vehículos llegan a alcanzar los 75 kilómetros por hora, lo habitual es que su velocidad se encuentre entre 10 y 30 k/h, dependiendo del modelo, de las características que se busquen y a qué sector de la población vaya dirigido.

Comodidad

¿Con sillín o sin sillín? ¿plegable o no? El sillín aporta un extra de comodidad, pero hace que el patinete sea más pesado y robusto. Muchos usuarios prefieren no tener que renunciar a un vehículo ligero y de fácil manejo, plegable y que se pueda guardar en cualquier rincón sin ocupar apenas espacio. Por eso buen parte de ellos se decantan por los modelos sin asiento, pero eso ya depende, como cabe suponer, de cada consumidor y de sus preferencias, necesidades y exigencias.

Seguridad

Los patinetes eléctricos son vehículos y deben cumplir con toda la normativa de seguridad al respecto. Tienen que contar, por ejemplo, con un sistema de iluminación delantero, para que puedan ver, y trasero, para poder ser visto.

Los usuarios, por su parte, han de ser conscientes en todo momento de que están adquiriendo un vehículo homologado por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo que no necesita ningún tipo de matriculación. En este sentido, deben restringir su utilización a las zonas de la vía pública en las que se encuentra autorizado su uso.

Precio

El presupuesto finalmente tiene un gran peso sobre la compra de un vehículo u otro, pues pueden variar entre los 350 y 500 euros, los más vendidos, o superar los 3000 los que ofrecen mayores prestaciones. No obstante, es mejor esperar y ahorrar para comprar un modelo que sirva para el uso al que va ir dirigido que gastar una cantidad menor en un vehículo al que no se le va a poder sacar rendimiento.

Lo mejor de todo es que su uso se está extendiendo, por lo que cada vez la oferta es mayor y los precios tienden a bajar. Hoy día es fácil encontrar un patinete que pueda usarse como transporte urbano con una relación calidad precio más que aceptable, ajustándose a los gustos y necesidades particulares de cada usuario.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.