Somos Eléctricos Energía Las principales claves para mejorar la eficiencia energética de nuestro hogar

Las principales claves para mejorar la eficiencia energética de nuestro hogar

1

Una vivienda energéticamente eficiente nos permitirá ahorrar en nuestra factura de la luz, al mismo tiempo que contribuir a hacer de nuestro entorno un lugar más sostenible.

Desde algunas distribuidoras eléctricas comprometidas con el cambio a un modelo más sostenible y social, como la cooperativa Som Energía están comprometidos con el cambio del modelo energético para conseguir un sistema más eficiente y sostenible. Por este motivo, nos muestran aquí algunas de las pautas para mejorar la eficiencia energética de nuestra vivienda. Sin olvidarnos mencionar lo importante que puede resultar incorporar un cerramiento de terraza eficiente que minimice las fugas, reemplazar los electrodomésticos antiguos por otros más eficientes o revisar nuestro contrato de luz y energía para no pagar de más.

¿Qué es la eficiencia energética?

Cuando hablamos de eficiencia energética nos referimos al ejercicio de optimizar la energía de las instalaciones y dispositivos electrónicos de nuestro hogar, reduciendo su consumo, realizando un consumo responsable de luz, agua y gas o sustituyendo las energías tradicionales por energías verdes o renovables.

¿Cómo mejorar la eficiencia energética de tu vivienda?

Si lo que queremos es reducir el consumo energético de nuestro hogar en la medida de nuestras posibilidades, estas son algunas de las principales claves:

1. Mejorar el aislamiento térmico del hogar

Según los expertos, el 65% de la energía de una vivienda acaba perdiéndose por no estar aislada correctamente de las condiciones atmosféricas externas. Por tanto, mejorar el aislamiento térmico de nuestro hogar resulta esencial para optimizar el consumo energético.

Así pues, una de las mejores formas para conseguir un ahorro energético de hasta el 50% es la instalación de un cerramiento de terraza. Estos sistemas de aislamiento térmico aíslan el espacio a través de una segunda capa de aislamiento en la terraza que asegura la hermeticidad al estar fabricados con materiales diseñados para filtrar el frío y absorber el calor. Con ello, evitaremos pérdidas de calor o frío o que se filtren del exterior, reduciendo paralelamente el uso de la calefacción o del aire acondicionado; lo que conllevará un ahorro tanto energético como económico.

2. Reemplazar los electrodomésticos por otros más eficientes

Esta medida será especialmente relevante cuando nuestros electrodomésticos o dispositivos electrónicos como televisores u ordenadores sean antiguos o requieran un cambio. Los electrodomésticos antiguos conllevan un consumo energético mucho mayor que el de los nuevos, por lo que invertir en una nueva compra supondrá una gran diferencia a nivel energético y económico.

En cualquier caso, en el momento en que debamos o decidamos adquirir un nuevo electrodoméstico, habremos de fijarnos en su calificación energética. Hoy en día todos los dispositivos electrónicos se clasifican, según su eficiencia energética, desde la A+++ (muy alta eficiencia energética, consumo menor de 132 kWh al año) hasta la D (muy baja eficiencia energética, consumo de 657 kWh al año); por lo que será recomendable optar por un electrodoméstico de categoría A.

3. Revisar el contrato de luz y energía

Por último, pero no menos importante, conviene que revisemos nuestro contrato de luz y/o energía: cuánto nos cobra nuestra compañía actual por kWh, cuánta potencia tenemos contratada o si contamos con tramos especiales de horarios donde el precio sube o baja. Todo ello para comprobar si nuestro contrato se adapta a nuestras necesidades y a las de nuestra vivienda, o si por el contrario tenemos contratada una potencia superior a la que necesitamos o estamos pagando de más.

Igualmente, desde Som Energía consideramos que es importante contratar con compañías suministradoras de energía éticas y comprometidas con el futuro, que aboguen por un modelo energético más sostenible.

Con estas pequeñas acciones y conscientes de nuestra responsabilidad y de las propias necesidades de nuestro hogar, lograremos un mayor ahorro energético y económico sin dejar de contribuir a la sostenibilidad del planeta.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.