Somos Eléctricos Coches eléctricos ¿Qué se revisa y cambia para el mantenimiento de un coche eléctrico?

¿Qué se revisa y cambia para el mantenimiento de un coche eléctrico?

3

A pesar de que los coches eléctricos son una parte pequeña de los coches en España, son una tendencia por encima de los coches de combustión interna. Con el paso del tiempo, han ido ganando terreno los eléctricos, por lo que parece sensato afirmar que han venido para quedarse en el mercado.

En este panorama, surge la duda sobre cómo darle el mantenimiento adecuado al coche eléctrico, aunque sí es bastante conocido para su homólogo más tradicional. Las diferencias entre ambos modelos son claras y necesitan cuidados específicos debido a sus mecánicas y su forma de propulsión.

Las principales diferencias y los puntos en común

El sistema de todo el motor de un coche de combustión interna está compuesto por cientos de piezas para hacerlo funcionar. En otras palabras, es un sistema complejo al manejar tantos componentes a la vez que requieren de cuidados específicos cada uno de ellos. Algo similar sucede con las cajas de cambio, siendo una parte delicada de mantener.

En cambio, la mecánica de los coches eléctricos es sencilla en comparación al prescindir de las diversas reacciones por las que debe pasar el combustible fósil para la propulsión y sus respectivos componentes. Además, muchos prescinden de cajas de cambio, contando solo con un sistema simple de engranajes y un diferencial para transmitir la potencia a las ruedas.

Sin embargo, también hay que recordar que los coches siguen siendo eso, coches. No importa el sistema que usen para abastecerse de energía, ya que el resto de la mecánica es muy similar. Todos los coches, ya sean convencionales o eléctricos, cuentan con amortiguadores, un tren de rodaje y suspensión.

El mantenimiento del coche eléctrico

Se podría decir que hay dos fases en el mantenimiento de los coches eléctricos. La primera se refiere a todo lo mecánico que tiene que ser cuidado en cualquier tipo de coche. Ejemplos de ello son la revisión constante del tren de rodaje y del sistema de suspensión, y el cambio de los amortiguadores de coche antes de que se desgasten.

Por el otro lado, está el mantenimiento relativo directamente al sistema eléctrico. En este aspecto, lo más importante es comprobar el correcto funcionamiento entre la batería y el motor eléctrico. Es necesario comprar una batería coche eléctrico cada pocos años, además del líquido que enfría tanto el motor como la batería.

Otras piezas a cambiar con regularidad son el líquido, las pastillas y los discos de frenos. También el filtro de polen del habitáculo y el sistema de climatización junto con las baterías de 12 voltios y las escobilla de los limpiaparabrisas. En DAPARTO se pueden encontrar recambios para muchas de estas piezas de desgaste.

3 Comentarios

  1. Cambiar con regularidad pastillas y discos de freno en un electrico? En serio? Y los amortiguadores?

    Son elementos que se cambian cada 100.000 km siendo conservadores.

  2. Cuidado! entiendo que donde pone “Es necesario comprar una batería coche eléctrico cada pocos años” quiere decir “Es necesario comprobar una batería coche eléctrico cada pocos años”

    A ver si vamos a estar, involuntariamente, dándole aire a uno de los bulos que más daño hacen, que “las baterías de los coches eléctricos hay que cambiarlas cada pocos años, resultando necesario caer en un gasto de muchos miles de euros, por lo menos una vez en la vida del coche”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.