Somos Eléctricos Normativa coches eléctricos Reino Unido quiere prohibir la venta de coches diésel y gasolina, 8...

Reino Unido quiere prohibir la venta de coches diésel y gasolina, 8 años antes de lo previsto

1

Reino Unido quiere dar un paso más hacia las cero emisiones y propone adelantar la prohibición de venta de coches de combustión a 2032

Gracias al informe del comité de asesoramiento del gobierno de Reino Unido hemos conocido que propuestas e ideas han sido planteadas para obtener dos importantes hitos, por una parte salir reforzados de la crisis del Coronavirus y por otra la de cumplir con los objetivos de reducción de emisiones contaminantes.

Respecto a este último punto, los pasos a seguir son claros, aumentar de forma drástica la implantación del coche eléctrico e ir eliminando progresivamente los modelos diésel y gasolina de las carreteras.

En este punto, el Gobierno de Reino Unido está siendo muy criticado por no hacer todo lo posible para la reducción de emisiones contaminantes, el cual el comité piensa que puede y debe de realizar mucho más para lograr los objetivos de neutralidad energética para 2050.

Si que es cierto, que Reino Unido ha apostado muy fuerte por una parte muy importante, la expansión de energías renovables en sustitución del carbón y gas, pero sin embargo se ha quedado “cojo” en la transición del sector de tranporte eléctrico.

Por ello, como propuesta para impulsar el transporte eléctrico, desde el comité se propone que la fecha de prohibición de venta de coches diésel y gasolina debería de adelantarse a 2032. Esto significa que supondría 8 años antes de lo previsto inicialmente que era para 2040.

Obviamente, este adelanto propuesto debería de ir acompañado de una gran inversión en incentivos y en crear una gran red de recarga de coches eléctricos públicos por todo el país.

TE PUEDE INTERESAR
Y ahora Reino Unido prepara su plan de ayuda a la compra de coches eléctricos

Finalmente, el comité propone que todas estas acciones, deberán de ir acompañadas también de unas mayores penalizaciones a base de impuestos a los vehículos con motor de combustión interna, es decir, a los coches de gasolina y diésel con el objetivo de que la gente vaya mostrando menos interés en la compra de este tipo de vehículos y a su vez aprovechar todo lo recaudado para proyectos públicos orientados a los vehículos eléctricos.

1 Comentario

  1. No esta mal la propuesta del gobierno ingles, si bien coincido con el argumento que sobre este asunto se comenta en el potcast de Somoselectricos de este lunes, que en vez de prohibir se deberia facilitar la transición a la movilidad elétrica con infraestructuras y ayudas a usuarios y fabricantes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.