Somos Eléctricos Tesla Tesla demanda al gobierno de Estados Unidos por los aranceles de productos...

Tesla demanda al gobierno de Estados Unidos por los aranceles de productos chinos

1

Para Tesla, supone un coste extra del 25% en algunos productos necesarios para sus coches

Para Tesla es muy importante lograr que sus vehículos sean lo más económicos posibles para lograr el ansiado deseo de poder fabricar coches eléctricos que estén al alcance de la mayoría de la población.

Es sabido que Tesla hace un gran esfuerzo e inversión en optimizar procesos, líneas de montaje y utilizar componentes que puedan abaratar el coste final de cada coche, sin embargo uno de los costes extra que está teniendo viene provocado por los fuertes aranceles impuestos a determinados productos chinos por el Gobierno de Estados Unidos.

Estos aranceles, suponen hasta un 25% extra del coste inicial a la hora de importarlos de China, algo que supone un gran problema para Tesla ya que no permite que pueda bajar el precio de venta de sus coches, especialmente del Tesla Model 3.

Por ello, Tesla, ha decidido poner una demanda al Gobierno de Estados Unidos y al Representante de la Oficina de Comercio de Estados Unidos por los aranceles impuestos de productos de origen chino.

El objetivo de Tesla es por una parte que sea devuelto con interés el importe de los aranceles que han tenido que pagar previamente y a su vez la exención de determinados productos que Tesla necesita para fabricar sus coches como componentes electrónicos y determinadas materias primas.

TE PUEDE INTERESAR
La UE fija los aranceles de la bicicletas eléctricas importadas de China en un 79,3%

Exenciones que ya caducaron

El Gobierno de Estados Unidos, en el momento de poner esos aranceles, si que permitió que cada empresa americana pudiera solicitar excepciones donde Tesla solicitó la de determinadas materias primas como grafito artificial y óxido de silicio entre otros, exención que fue aprobada.

El problema es que dicha exención caducó el pasado mes de agosto y no ha sido re-aprobada lo que desde ese mes, Tesla está teniendo un sobrecoste en la fabricación de sus coches.

A su vez, la Oficina de comercio de Estados Unidos (USTR), desde un primer momento rechazó la solicitud de Tesla de que no tuviera en cuenta ni procesadores ni las pantallas de origen chino y que son usadas en el Tesla Model 3. El motivo del rechazo según la USTR, es que se consideran como tecnologías estratégicas dentro de los programas de seguridad de China.

Obviamente, Tesla no ha sido la única empresa de Estados Unidos que se ha visto perjudicada seriamente por la guerra comercial entre China y Estados Unidos que se traduce en fuertes aranceles de productos de importación de cada uno de los países.

1 Comentario

  1. Entiendo que un país se quiera defender de la competencia pero debería ser por innovación, productividad más rentable y eficiente y no por aranceles que conlleva el proteccionismo a las empresas a que estén tranquilos en la zona de confort.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.