Somos Eléctricos Energía Vallas solares que dan energía y frenan el paso de la nieve

Vallas solares que dan energía y frenan el paso de la nieve

1

Investigadores norteamericanos han diseñado estas vallas solares

El estado de Minnesota está implementando una estrategia innovadora para enfrentar los retos que el invierno impone en sus carreteras, mediante la introducción de una valla solar en las inmediaciones de Moorhead. Este proyecto único no solo busca mitigar los problemas causados por la nieve impulsada por el viento en las vías, sino que también se aprovecha para producir energía renovable, ofreciendo una solución doblemente beneficiosa.

Las barreras contra el viento, ya familiares en las rutas como la Interestatal 94, buscan prevenir que la nieve llegue a las carreteras, contribuyendo así a la seguridad y fluidez del tráfico. Sin embargo, este nuevo enfoque transforma las barreras tradicionales al integrar paneles solares de 15 cm de ancho, que funcionan simultáneamente como cortavientos y como generadores de electricidad.

El segmento experimental de esta barrera solar, situado a lo largo de la U.S. Highway 10 cerca de Moorhead, ha probado ser eficaz tanto en la retención de nieve como en la producción de energía. Mijia Yang, de la Universidad Estatal de Dakota del Norte y líder del estudio, señala que esta sección de 30 metros no solo frena la nieve, sino que también genera entre 20 y 30 kilovatios de electricidad al día, cubriendo el consumo medio de una casa estadounidense.

Lo interesante es que la electricidad generada se utiliza directamente en el sitio para derretir la nieve acumulada mediante sistemas de calefacción en el suelo, presentando una solución ingeniosa para el manejo de la nieve. Este enfoque innovador podría ser crucial durante inviernos extremos, donde las acumulaciones de nieve pueden ser considerables.

TE PUEDE INTERESAR
Oxford logra desarrollar los paneles fotovoltaicos más eficientes del Mundo

Desde el punto de vista económico, el proyecto muestra un futuro prometedor, con proyecciones indicando que la inversión inicial podría recuperarse en aproximadamente cuatro años. A medida que el proyecto se acerca a su fase final en junio, tanto el Departamento de Transporte de Minnesota como los investigadores de la NDSU están evaluando aplicaciones adicionales para la energía producida, incluyendo el suministro de electricidad a áreas de servicio y estaciones de carga para vehículos eléctricos, e incluso su conexión a la red eléctrica general.

Aunque aún quedan interrogantes, especialmente en relación con la seguridad y la gestión eficiente de la energía generada, los resultados preliminares son prometedores. Este proyecto no solo destaca por su potencial para mejorar la seguridad vial y su impacto ambiental positivo, sino también por su capacidad para generar ingresos a través de la producción de energía limpia. Minnesota se adelanta así en la búsqueda de soluciones sostenibles para la gestión de la nieve y la generación de energía renovable en el contexto de infraestructura vial.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.