Somos Eléctricos Coches eléctricos Volkswagen, Porsche y BMW se quedan sin stock de cableado por la...

Volkswagen, Porsche y BMW se quedan sin stock de cableado por la guerra de Rusia frente a Ucrania

2
Imagen de la fábrica de Volkswagen (VW)

Varias plantas verán interrumpidas sus producciones durante un periodo de tiempo todavía por definir

Desde que se inició la invasión de Ucrania por parte de Rusia hemos visto en varias ocasiones los daños «colaterales» que está provocando dicho conflicto bélico al sector de la automoción.

La pasada semana, el 1 de marzo de 2022, ya informamos de que Renault, Hyundai y Volkswagen se estaban viendo obligados en parar la producción, algunos por contar con fábricas en Rusia y otros por no poder contar con suministros que provienen de proveedores ucranianos.

A esta lista de afectados, ahora hay que sumar de nuevo a la propia Volkswagen, Porsche y BMW, las tres marcas alemanas van a tener que parar la producción en alguna de sus plantas por no tener stock de cableado necesario para fabricar sus coches, este cableado proviene de proveedores ucranianos, lo que hace que en la situación actual sea inviable contar con dicho elemento.

Hasta la fecha, un total de 22 empresas del sector de la automoción tiene presencia en Ucrania con un total de 38 factorías y una inversión que supera los 600 millones de euros, de las cuales daban trabajo directo a más de 60.000 personas.

Actualmente, los fabricantes como proveedores están buscando alternativas y opciones, pero mientras tanto se van a ver obligadas a detener algunas plantas. BMW ha indicado que detendrán sus fábricas de Munich y Dingolfing en Alemania desde este lunes, mientras que MINI, la otra compañía del grupo BMW hará lo mismo en su planta de Oxford en Reino Unido.

TE PUEDE INTERESAR
Ford detiene toda su actividad en Rusia y dona 100.000 dólares a Ucrania

Por otra parte, Volkswagen ya avisa de un posible parón de producción en su planta de Wolfsburgo, la planta más grande que tiene actualmente Volkswagen en marcha. Esto pasará en la semana del 14 de marzo, lo mismo para Porsche en su planta de Leipzig.

Está claro que tras el palo de la crisis de los semiconductores y ahora esta guerra, los grandes fabricantes de automoción van a tener que buscar alternativas para que su producción no se vea afectada por agentes externos que no son controlables por ellos.

No sería de extrañar que en los próximos días otras marcas se sumen a estos parones en su producción obligados por falta de algún componente proveniente de Ucrania o sus alrededores.

2 Comentarios

  1. A ver si europa cambia las formas de hacer las cosas y fábrica más en europa y menos chinos y países con condiciones laborales infames ,ahora saldrá el típico diciendo no compensa claro así nos va .

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.