Somos Eléctricos Coches eléctricos Volvo Cars asegura que reducirá el tiempo de carga un 30% gracias...

Volvo Cars asegura que reducirá el tiempo de carga un 30% gracias a su nuevo partner

1
Volvo-EX90_carga-bidireccional

El tiempo que necesita un coche eléctrico para cargar es un factor clave que los fabricantes buscan como minimizar al máximo

En un movimiento estratégico hacia la aceleración de la transición hacia la movilidad eléctrica, Volvo Cars ha anunciado una colaboración pionera con Breathe Battery Technologies, una empresa derivada del Imperial College London. Esta alianza promete reducir significativamente los tiempos de carga de los vehículos eléctricos (EV) de Volvo en un 30%, marcando un hito en la industria automotriz.

Volvo Cars integrará la avanzada tecnología de gestión de baterías desarrollada por Breathe en su propia plataforma de gestión de baterías. Según la automotriz, esta integración potenciará notablemente el rendimiento de su tecnología de carga para coches eléctricos, reduciendo el tiempo necesario para cargar las baterías de un 10% a un 80% en hasta un 30% menos, sin comprometer la densidad de energía ni el alcance del vehículo. Además, Volvo asegura que esta mejora en los tiempos de carga se mantendrá a lo largo de todo el ciclo de vida de la batería, sin afectar negativamente su salud.

La colaboración entre Volvo Cars y Breathe es el resultado de un acuerdo de adquisición para el producto estrella de Breathe, Breathe Charge, y representa la última inversión del brazo de capital de riesgo de Volvo Cars, el Volvo Cars Tech Fund. Ann-Sofie Ekberg, CEO del Volvo Cars Tech Fund, subrayó la importancia de esta innovación, destacando que “tiempos de carga más rápidos, en el rango en el que los clientes suelen realizar cargas rápidas, representan un avance significativo en la dirección correcta a medida que continuamos impulsando la movilidad eléctrica y la hacemos accesible a más personas”.

A diferencia de los métodos de carga escalonados predeterminados, el software de Breathe emplea una carga adaptativa que controla dinámicamente la batería en tiempo real, acortando así los tiempos de carga. Utilizando algoritmos avanzados, el software gestiona el proceso de carga en función de la salud de la batería, ofreciendo la mejor experiencia de carga para vehículos eléctricos mientras evita el riesgo de la formación de dendritas de litio, que puede deteriorar el rendimiento y la vida útil de la batería.

TE PUEDE INTERESAR
Volvo abandona el XC40 y C40 Recharge y pasa a llamarlos EX40 y EC40

Volvo Cars afirma que la implementación de la tecnología de Breathe será sencilla, ya que el software es completamente compatible con el hardware utilizado en los nuevos vehículos eléctricos de batería (BEV) de Volvo, lo que significa que no será necesario cambiar el diseño del paquete de baterías ni extraer materiales adicionales.

Aunque Volvo Cars no ha especificado una línea de tiempo exacta para el despliegue de la tecnología de Breathe en sus EVs, este anuncio subraya el compromiso de la empresa con la innovación y su visión de liderar el camino hacia un futuro de transporte sostenible. Con esta alianza, Volvo no solo se posiciona a la vanguardia de la tecnología automotriz sino que también refuerza su dedicación a mejorar la experiencia de los usuarios de vehículos eléctricos, haciendo la carga más eficiente y conveniente que nunca.

Apasionado de la tecnología, coches eléctricos, de los avances de la humanidad y de la energía sostenible. Me encanta compartir mi punto de vista con los demás.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.